Nada de Carmen Laforet

airbrush_20170925231504.jpg

 

Autora: Carmen Laforet

Título: Nada

Edición: Rosa Navarro Durán

Editorial: AUSTRAL

 

NADA de CARMEN LAFORET

 

Hace tiempo que quiero compartir en este blog uno de mis libros favoritos, un libro que leí como libro obligatorio en Bachillerato. Y que personalmente me encantó. Me hizo transportarme a la esencia y el aire que cubría la ciudad de Barcelona en el año 1945. Y en más de una ocasión no es difícil sentirse reflejado en los sueños e ilusiones que narra la vida de la protagonista de la historia, Andrea.

Además, la elegancia y claridad con la que escribe           , sus pasajes de prosa parecidos a versos de poesía te llevan a mundo de belleza literaria. Y se hace difícil no dejarse llevarse y perderse en el fantástico mundo que nos presenta la autora. Al menos, este es mi sentimiento en cuanto a las varias lecturas que he podido realizar del libro.

La autora de libro, Carmen Laforet (Barcelona, 1921- Madrid, 2004) nos cuenta la vida de la protagonista de la historia, Andrea, joven de 18 años que se traslada a Barcelona para estudiar Filosofía y Letras. Sus sueños se ven truncados cuando conoce a sus familiares y la tristeza, amargura y desolación que envuelve el entorno. La estructura de la obra se divide en tres partes claramente diferenciadas y dónde podremos apreciar: introducción, nudo y desenlace. Uno de los temas claros que podemos ver latentes a lo largo de la historia es la ruptura con los estereotipos femeninos marcados por la época dónde el matrimonio jugaba un papel importante en la vida de la mujer. Andrea encarna a una joven que rompe que no el paradigma de la sociedad e interpreta a una muchacha llena de sueños, libertad y nuevos ideales intelectuales y emocionales que representan a la mujer.

 

Con este libro me gustaría compartir con vosotros un breve resumen de cada capítulo presentes en la obra que os hará conocer un poco más el trama de la narración. Además, he añadido algunos breves pasajes citados en la obra donde podremos maravillarnos del estilo lleno de figuras retóricas que dan a la obra una belleza literaria infinita.

 

NADA de CARMEN LAFORET

PRIMERA PARTE

 

Cap. 1

Andrea llega a Barcelona y describe el primer contacto que tiene con el piso de la calle Aribau. Conoce a los que serán los miembros de la casa: tío Román, tío Juan, Gloria (mujer de Juan), tía Angustias, Antonia (la criada) y la abuela.

Ante sus ojos queda la vista de una casa sucia y un carácter extraño por parte de los miembros de la casa la hace tener un sentimiento extraño y desconcertante.

Cap. 2

En este segundo capítulo podemos conocer un poco más acerca de Andrea, una joven que viene del pueblo a la ciudad para estudiar Letras en la Universidad. Cabe decir que Andrea es huérfana y vivía en su pueblo con su prima.

Su tía Angustias le da una charla acerca de cómo se tiene que comportar y le explica que le va a enseñar modales así como también la avisa de lo peligroso que puede resultar vagabundear sola por Barcelona.

En este capítulo, Andrea, conoce más a su tío Román y descubre que en la casa se producen muchas discusiones. En este caso concreto, una de Román con Juan (ya que Román se burla de Gloria). Y posteriormente una discusión de Juan y Gloria.

Cap. 3

[…] <<Parece que el aire está lleno siempre de gritos…y eso es culpa de las cosas, que están asfixiadas, doloridas, cargadas de tristeza. Por lo demás, no te forjes novelas: ni nuestras discusiones, ni nuestros gritos tienen causa, ni conducen a un fin…>>

[…] <<Y a mí llegaban en oleadas, primero ingenuos recuerdos, sueños, luchas, mi propio presente vacilante, y luego agudas alegrías, tristezas, desesperación, una crispación impotente de la vida y una anegarse en la nada. Mi propia muerte, el sentimiento de mi desaparición, total hecha belleza, angustiosa harmonía sin luz>>.

Según los pasajes citados, podemos ver como en el capítulo tres se siguen explicando aspectos de la casa y los sentimientos que estos produce en Andrea y los demás miembros de su familia.

Andrea conoce la profesión de Juan, pintor. Lo descubre mientras le ve pintar a Gloria. Así como también, conoce más en profundidad la habitación de Román separa de la casa. Una habitación llena de cosas antiguas que daba a la habitación un aire bohemio y melancólico.

 

 

Cap. 4

[…] <<¡Cuántos días inútiles! Días llenos de historias, demasiadas historias turbias. Historias incompletas, apenas iniciadas e hinchadas ya como una vieja madera a la intemperie. Historias demasiado oscuras para mí. Su olor, que era el podrido olor de mi casa, me causaba cierta náusea…Y sin embargo habían llegado a constituir el único interés de mi vida. Poco a poco me había ido quedando ante mis propios ojos en un segundo plano de la realidad, abiertos mis sentidos sólo para la vida que bullía en el piso de la calle Aribau.>>

En este capítulo podemos observar como el ambiente de la casa va cargando poco a poco a Andrea estar quedar completamente engullida por todo lo que allí pasa. Gloria le explica como llego al piso de la calle Aribau (de cómo Juan la llevó allí en la época de guerra mientras ella se había quedado embarazada). Mientras está hablando con la abuela y Gloria, Andrea queda sumergida en una fuerte fiebre que la mantendrá en la cama unos días.

Cap. 5

[…] <<El primer día que pude levantarme tuve la impresión de que al tirar la manta hacia los pies quitaba también de sobre mí aquel ambiente opresivo que me anulaba desde mi llegada a la casa>>.

En este capítulo Andrea está de mejor humor y más contenta ya que puede volver a la universidad y escapar de su tía Angustias. Además, empieza hacer amistad con algunos compañeros de clase, especialmente con una compañera, Ena. Aunque, toda esta alegría se ve truncada en cierta forma cuando Ena se interesa por Román. Así que, en un impulso de miedo, decide huir de ella durante unos días, hasta que ella se olvide de preguntarle por su tío.

Cap. 6

Es época de Navidad aunque en la casa siguen las discusiones. Andrea decide hacerle un regalo a su amiga Ena, y le regala lo más bonito que tiene, su pañuelo. En consecuencia, se desata una fuerte discusión en la casa ya que, tía angustias acusa a Gloria de habérselo robado.

La comida navideña no une a la familia, y por contrario, cada uno va por su lado.

 

 

Cap. 7

[…] <<Sin embargo, me decidí a abrir la puerta y subir las escaleras. Sintiendo por primera vez, aun sin comprenderlo, que el interés y la estimación que inspire una persona son dos cosas que no siempre van unidas>>.

Tía Angustias se marcha de casa por unos días y la única que sabe dónde se encuentra es la abuela. Mientras tanto, Andrea decide quedarse en su habitación.

Durante este capítulo, podremos ver una conversación entre Andrea y Román dónde la joven piensa que su tío está loco. Román le explica que controla a todos los que están en esa casa. (Se puede apreciar una actitud malvada y despreciable en Román). Andrea, ante lo que ve, sale corriendo impulsada por el miedo. Se encierra en su habitación y lo único que la salva es la llamada de Ena.

 

Cap. 8

En el octavo capítulo nos encontramos con la vuelta a casa de tía Angustias. Se encuentra con Gloria en el portal y eso provoca una fuerte discusión en casa (ya que la acusa de haber en lugar poco aceptables). También habla de Andrea acerca de sus modales por haber dormido en su cama y por su comportamiento “libertino” en general.

Cap. 9

[…] <<La verdad es que eran como como pájaros envejecidos y oscuros, con las pechugas palpitantes de haber volado mucho en un trozo de cielo muy pequeño>>.

Nos encontramos con la marcha de tía Angustias que decide irse para hacerse monja. Los familiares y amigos la despiden.

 

SEGUNDA PARTE

Cap. 10

[…] <<Comprar las rosas me emocionó especialmente. Eran magníficas flores, caras en aquella época. Se podía decir que eran inasequibles para mí. Y, sin embargo, yo las tuve entre mis brazos y las regalé. Este placer, en el que encontraba el gusto de rebeldía que ha sido el vicio -por otra parte vulgar- de mi juventud, se convirtió más tarde en una obsesión.>>

Al marcharse tía Angustias, Andrea se queda con su cama. Y a partir de aquel momento se gestiona ella misma su paga. Tal y como podemos ver en el pasaje, gasta el dinero en comprar cosas para la familia de Ena así como cosas nuevas para ella. Pero su impulso de gastar y la poca organización y gestión que hace de su dinero, en más de una ocasión la hará pasar hambre.

Cap. 11

En el capítulo once, se nos presenta a Andrea feliz sobre todo por la amistad que mantiene con Ena. En casa siguen habiendo fuertes discusiones, sobre todo entre Juan y Gloria (se puede ver a Juan enloquecido y fuera de sí mismo).

 

Cap. 12

[…] <<Aquél iba a ser un día de esos que en apariencia son iguales a los otros, inofensivos como todos, pero en los que de pronto, una ligerísima raya hace torcerse el curso de nuestra vida en una época nueva>>.

Andrea por culpa del hambre hace cosas extrañas y se enfada con Ena en numerosas veces por aspectos que no tienen mucho sentido. Además, decide quedar con Gerardo (un chico por la cual no siente ningún tipo de atracción). En una mala interpretación de Gerardo, este, decide besarla. Andrea huye a su casa y se encuentra con que Ena a conocido a Román.

Cap. 13

[…] <<Todo esto pertenecía ya al pasado (alguna vez me aterraba pensar en cómo los elementos de mi vida aparecían y se disolvían para siempre apenas empezaba a considerarlos como inmutables>>.

Con este pasaje da la entrada al hecho de que Ena y Andrea dejan de verse. Y se abre una fuerte brecha en su amistad. Una brecha que no se sabe muy bien de dónde ha empezado, ya que entre ellas parecía haber una amistad casi perfecta.

Mientras tanto, Pons (un compañero de la universidad), le presenta a sus amigos y la invita a formar parte de su grupo de amigos bohemios en la calle Montcada en el estudio de Guíxols.

Cap. 14

[…] <<Me gusta la gente con ese átomo de locura que hace que la existencia no sea monótona, aunque sean personas desgraciadas y estén siempre en las nubes, como tú…Personas que, según mi familia, son calamidades indeseables…>>

Ena y Andra dedicen quedar para ir al Tibidabo y hablar de lo ocurrido entre ellas. Ena le explica las ganas que tenía de conocer a su familia y ver lo extraordinario que hay en ellas y no lo simple y monótono de su familia.

Cap. 15

En este capítulo nos encontramos con que el niño de Juan y Gloria está enfermo. Mientras Juan está trabajando, Gloria se escabulle a casa de su hermana para conseguir dinero para las medicinas de su hijo. Pero, Juan vuelve antes a casa y no encuentra a su mujer. En un arrebato de ira decide ir a buscarla. Andrea los persigue para evitar que haga una locura. Por el camino se pelea con un hombre. Y, al llegar a casa de la hermana de Gloria, esta le explica a Juan toda la verdad. Que Gloria está allí ya que nadie quiere sus cuadros, así que Gloria tiene que jugar a las cartas para ganar dinero para mantener la casa. Juan se calma en cierto modo y los tres (Gloria, Juan y Andrea) vuelven a casa.

Cap. 16

[…] <<Fui distraída todo el camino, pensando en que siempre se mueve uno en el mismo círculo de personas por más vuelta que parezca dar>>.

Andrea se encuentra con Jaime (novio de Ena) y le manda un recado para Ena. (En el cual le dice que pase lo que pase confía en ella).

En el estudio de Guíxols se celebra el fin de los exámenes. Al volver a casa, Ena y Andrea se enceuntran y le da el recado que le había enviado Jaime.

Cap. 17

[…] << ¿Quién puede entender los mil hilos que unen las almas de los hombres y el alcance de sus palabras?>>

Pons le pide a Andrea que lo acompañe a la playa en las vacaciones de verano. Por otro lado, Román se le insinúa a Gloria y le dice que suba su cuarto para llevar acabo aquello que siempre había deseado. (Gloria lo rechaza).

Andrea decide ir a buscar a Ena a casa de su abuelo para advertirle de que no se junte con Román, pero al llegar, le invade el pánico y se va a casa.

 

Cap. 18

[…] <<En aquellas heladas horas hubo algunos momentos en que la vida rompió delante de mis ojos todos sus pudores y apareció desnuda, gritando intimidades tristes, que para mí eran sólo espantosas. Intimidades que la mañana se encargaba de borrar, como si nunca hubieran existido…Más tarde vinieron las noches de verano. Dulces y espesas noches mediterráneas sobre Barcelona, con su dorado zumo de luna, con su húmedo olor de nereidas que peinasen cabellos de agua sobre blancas espaldas, sobre la escamosa cola de oro. >>

Andrea emocionada acude a la fiesta de Pons. Pero, al contrario de lo que podía haber podido imaginar, se encuentra fuera de lugar. Además, Pons tampoco está mucho por ella. Andrea se encuentra sola entre la multitud de tantas personas desconocidas y diferentes a ella. Al volver a su casa, se encuentra en el portal a la madre de Ena.

 

TERCERA PARTE

Cap. 19

La madre de Ena decide pedir ayuda a Andrea ya que no sabe que está pasando entre Román y ella. Además, desde que se han conocido, Ena está muy extraña y parece infeliz. La madre de Ena confiesa que de joven estuvo enamorada de Román. Un amor que le llevó hacer muchas locuras, que le hizo ser miserable e infeliz. Un amor que hizo que sus padres hicieran todo lo posible para separarse de Román. Con el tiempo lo olvidó y se dio cuenta del tipo de persona que era Román. Por esa misma razón, no quiere que su hija se enamore de él y pasé por todo el sufrimiento que ella pasó.

Cap. 20

Andrea acude a la habitación de Román cuando Ena está allí para convencerla de que estar con él no es bueno para ella. A pesar de la actitud de rechazo por parte de Ena, la joven decide marcharse con Andrea.

Cap. 21

[…] <<En pocos días la vida se me aparecía distinta a como la había concebido hasta entonces. Complicada y sencillísima a la vez. Pensaba que los secretos más dolorosos y más celosamente guardados son quizá los que todos los de nuestro alrededor conocen. Tragedias estúpidas. Lágrimas inútiles. Así empezaba a aparecerme la vida entonces.>>

Ena y Andrea se paran en medio de la calle. Ena le cuenta el por qué había tenido tanta insistencia en conocer a Román. (No tiene nada que ver con estar enamorada de él). Tiene que ver con aquello que le han contado sobre él y también impulsada por el hecho de saber que su madre había estado enamorada de él cuando era joven.  Pero descubre que Román tiene poco de extraordinario, se da cuenta de que es una persona ruin y mezquino.

Cap. 22

Antes de que Ena se marche de vacaciones a la playa. Los tres (Jaime, Ena y Andrea) vuelven a pasar unos días en el mar como en los viejos tiempos.

Al volver a casa de una de sus salidas, se encuentra con que Román se ha suicidado.

 

Cap. 23

La criada Antonia se marcha con el perro. Andrea se pone enferma y duerme dos días enteros. Al despertarse se encuentra con la visita de dos de sus tías.

Cap. 24

Hasta tiempo después, Andrea no siente la pérdida de Román. Las cosas en casa entre Gloria y Juan están cada vez peor. Andrea y Gloria planean meter a Juan en un manicomio. Al final del día, Andrea recibe una carta de Ena que le cambiará la vida.

Cap. 25

[…] <<Bajé las escaleras, despacio. Sentía una viva emoción. Recordaba la terrible esperanza, el anhelo de vida con que las había subido por primera vez. Me marchaba ahora sin haber conocido nada de lo que confusamente esperaba: la vida en su plenitud, la alegría, el interés profundo, el amor. De la casa de la calle de Aribau no me llevaba nada. Al menos, así creía yo entonces>>.

 

Cris Miro

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s